Higiene
y seguridad

04/10/2017

Higiene y desinfección en la clínica dental

Cómo preparar la clínica dental para que sea segura

En una clínica dental la limpieza y desinfección de los espacios, las zonas de intervención y de los equipos, es un protocolo fundamental para garantizar la seguridad de operadores y pacientes. El riesgo biológico procede de la presencia de diversos microorganismos como bacterias, células o virus que pueden contaminar el aire, el agua y las superficies de trabajo. Actuar sobre estos elementos significa comprobar la carga bacteriana, evitando así el riesgo de infecciones.

El odontólogo y los auxiliares deben realizar una correcta limpieza mediante soluciones desinfectantes y detergentes adecuados, y debe centrarse en:

La disinfezione delle superfici e dell’area operativa dello studio dentistico

La desinfección de estas superficies donde se practican intervenciones, y por tanto más sometidas a la contaminación biológica, se realiza después de cada sesión. En concreto, esto se debe a la difusión de micropartículas que pueden transmitir agentes infecciosos por parte del instrumental rotatorio a alta velocidad y de los sprays aire-agua. Todas las zonas a las que pueden llegar salpicaduras (de sangre o de saliva) y aerosoles deben cubrirse con película transparente (polietileno) para reducir las posibilidades de contaminación ambiental. Después de cada paciente tratado, se deben sustituir las películas protectoras y limpiar y desinfectar las superficies.

El uso combinado de los aspiradores de alta velocidad y los diques de goma (cuando sea posible) permite reducir la contaminación ambiental que causa la formación de aerosoles o las salpicaduras de sangre y saliva. Para evitar contaminar cajones y superficies durante las intervenciones al buscar los instrumentos necesarios, es conveniente preparar todo lo necesario antes de comenzar cada sesión.

La disinfezione delle attrezzature dello studio dentistico

Como se ha dicho anteriormente, es necesario garantizar la desinfección de equipos no esterilizables y no sustituibles, utilizando un desinfectante a base de alcohol (en solución o pulverizado) y siguiendo el procedimiento humedecer-secar (humedecer con un paño de usar y tirar empapado, esperar y secar con un paño también de usar y tirar).

Deberá realizarse la desinfección de:

  • el reposacabezas del sillón
  • el teclado del mando del sillón
  • las asas de la lámpara del sillón
  • los interruptores de la lámpara del sillón
  • los mandos del equipo radiológico.

También en este caso, cuando sea posible, resulta útil recubrir los equipos con una lámina transparente, y cambiarla y desinfectarla después de cada paciente.

La disinfezione del gruppo riunito e dell’impianto idrico

El sillón dental y el grupo hídrico se deberán someter a determinadas operaciones con el objetivo de reducir la carga bacteriana. La frecuencia de ejecución de estas operaciones varía en función del grado efectivo de uso. Las prácticas que permiten reducir la carga bacteriana del sillón dental y del grupo hídrico correspondiente son:

  • si la instalación de agua no cuenta con sistemas internos de desinfección, hacer que gire la turbina en vacío durante al menos 20 segundos “entre un paciente y otro” para descargar el agua potencialmente contaminada.
  • utilizar componentes de uso intraoral esterilizables en autoclave o desechables.
  • realizar al comienzo de la jornada laboral la descarga completa de agua del interior, puesto que durante pausas prolongadas las conducciones de agua interiores pueden permitir la proliferación de flora microbiana indeseada.
  • sustituir las cánulas de aspiración, los terminales aspiradores y el tapón de la escupidera.

La disinfezione degli ambienti dello studio dentistico

Debe llevarse a cabo a diario con detergentes específicos, como bactericidas, fungicidas, viricidas o micobactericidas.  Al pasar de un paciente a otro se debe garantizar la ventilación del local, la retirada de residuos sanitarios y la limpieza del suelo.  Para hacer esto más rápido, se pueden utilizar desinfectantes en spray que también llegan a las superficies más difíciles. Periódicamente hay que realizar una limpieza general de los espacios, moviendo muebles y otros elementos y aplicando desinfectante por todos lados, de manera homogénea.

La elección del tipo de desinfectante a emplear para que la clínica dental sea segura depende del objetivo para el que se vaya a utilizar. Se venden desinfectantes por inmersión, en solución o en spray para las superficies. Dependiendo de la elección del desinfectante o mediante el uso combinado de varias soluciones, es posible garantizar un entorno sano y seguro para los pacientes.

Categorías

Top

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" then you are consenting to this. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close