Sistema de calidad

13/07/2015

La importancia de la implantación de un sistema de calidad en la consulta dental

¿Cuales son las ventajas de la certificación ISO 9001?

Cada vez con más frecuencia las instalaciones sanitarias, tanto públicas como privadas, tienden a interesarse por el sistema de calidad ISO 9001, ya que representa una certificación que garantiza la mejora constante de la actividad hacia el paciente y, por lo tanto, una garantía de bienestar en relación con la aplicación de terapias y tratamientos vanguardistas de una alta calidad.

Junto al médico, también la figura del dentista se asocia a la adquisición de un sistema de calidad para ofrecer a sus clientes requisitos sanitarios y tecnológicos reconocidos a nivel internacional. Implantar un sistema de calidad no es una obligación legal, ni para los médicos, ni para los odontólogos, pero sin duda implica una importancia que se refleja en primer lugar en la satisfacción del paciente y en segundo lugar en la credibilidad de la clínica.

Uno de los principales motivos que lleva a los odontólogos a solicitar la certificación es el reconocimiento de la profesionalidad y el nivel de sus instalaciones. De hecho, la certificación ISO 9001 constituye un compromiso oficial para actualizar y mejorar de forma continua las técnicas y de los estándares terapéuticos que se utilizan.

Además de dar la posibilidad de disfrutar de acreditaciones y acuerdos con seguros privados, y con la Seguridad Social, poseer la certificación también supone un elemento distintivo en el mercado y en la oferta dental, ya que aporta visibilidad y aumenta la reputación de la organización que lo obtiene.

Otra importante ventaja son los sistemas organizativos y de gestión de la estructura dental. Implantar un sistema de calidad significa adaptarse a un sistema de organización capaz de minimizar las pérdidas económicas que se derivan de un nivel pobre de recursos laborales y orientar la clínica hacia prácticas operativas, experiencias y competencias capaces de aumentar la eficiencia y el nivel de los servicios que se ofrecen.

¿Cómo se obtiene la certificación del sistema de calidad?

Para obtener la certificación del sistema de calidad, se deben seguir tres pasos fundamentales:

  1. Elección de la empresa de consultoría y elaboración del plan del proyecto según los objetivos a alcanzar.
  1. Mejora de la calidad en términos de: estructura, organización, maquinaria y aparatos tecnológicos, materiales, conocimientos y competencias.
  1. Selección del organismo que emitirá la certificación y verificación.

1. El primer paso prevé la identificación de los objetivos generales de la intervención, la fecha en que se desea conseguir la certificación, la determinación de la persona de referencia de la clínica y la definición de las orientaciones generales que seguirá la iniciativa.

En cuanto a la persona de referencia, es decir, el responsable de calidad, resulta conveniente indicar que, en el caso de clínicas de dimensiones reducidas, esta persona puede ser el mismo titular sin ningún problema. En relación a las orientaciones generales, es necesario indicar cuáles son los objetivos prioritarios: por ejemplo, una mayor dotación tecnológica, la mejora organizativa, un control interno más eficaz y un mejor cuidado de la relación con el cliente.

2. El segundo paso se refiere, mediante un análisis detallado de la situación, a la reorganización efectiva y la mejora puntual de todos los aspectos previstos, incluida la formación y capacitación del personal interesado. El camino a seguir se debe realizar mediante la colaboración con la empresa de consultoría en una serie de encuentros que prevén la identificación y documentación del procedimiento de mejora que posteriormente se comparte y aplica según las estrategias elaboradas.

3. El tercer y último paso consiste en la selección del organismo de certificación: se trata de sociedades independientes que representan a un grupo de sujetos (proveedores, promotores públicos y privados, asociaciones), acreditados por una determinada sociedad, con tareas de vigilancia. Una vez estipulado el contrato con el organismo de certificación, la verificación se centrará en la documentación para verificar su conformidad con la normativa y una investigación in situ para comprobar que el sistema se aplica de forma correcta y eficaz.

Tras haber superado la verificación, la clínica obtiene la certificación de calidad con una validez de tres años, pero con controles de seguimiento. Estos controles pueden conducir, en los casos de no conformidad, a una mayor frecuencia de los mismos, a suspender temporalmente la validez del certificado, o incluso a que se retire (en casos bastante excepcionales).

La importancia de la certificación ISO para el paciente

La importancia de implantar un sistema de calidad no se limita a las ventajas asociadas a la clínica dental, ya que una mejora global de este implica también una mejora de las prestaciones sanitarias que se ofrecen y, por tanto, un mayor control y satisfacción del cliente. Los clientes podrán disfrutar de un servicio de alta calidad y de tratamientos terapéuticos modernos, con la garantía de la seguridad higiénico-sanitaria de la clínica y de la experiencia del odontólogo que ejerce la profesión.

Categorías

Top

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" then you are consenting to this. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close